Os pido que si publicáis las traducciones de este blog en algún otro sitio, por favor, al menos poned los créditos correspondientes, basta con la dirección del blog. No es necesario que aviséis ni nada, sólo con los créditos me conformo. Gracias.

sábado, 25 de junio de 2016

Suteki column #19

Shoxx 07.2007 -- Suteki column #19

Cuando era un niño, de camino al colegio, me puse la norma de que no debía caminar sobre cualquier parte del camino excepto por la parte que sobresalía por la derecha y repetidas veces volvía a casa para empezar todo de nuevo cuando fallaba, lo que hacía que el profesor se enfadase conmigo porque cuando llegaba al colegio ya estaban en la tercera hora. Con eso, este es vuestro viejo amigo Mao.

Bien. En el último número y en el anterior a ese, hablé sobre cómo conocí a mis compañeros de banda. Gracias por todas las cartas con vuestros comentarios. En esta entrega, que también será la última, hablaré sobre mi encuentro con el guitarrista Shinji.

Conocí a Shinji cuando ambos estábamos trabajando con nuestras bandas anteriores. Como su banda y la mía tenían base en las mismas salas de concierto, tuvimos muchas oportunidades de tocar en los mismos eventos. Creo que pasó más de 10 veces. También tocábamos en eventos presentados por el otro; de hecho, llegó un punto en el que teníamos 2-man lives. Sin embargo, en esa época, yo era extremadamente tímido con los extraños, así que no recuerdo haber hablado mucho con Shinji. Lo único es que mi impresión de Shinji en aquel entonces era "Parece estar tramando algo" (risas). Sólo lo descubrí más tarde, pero parece que Shinji tenía la misma impresión sobre mí. Así es, creo que, de alguna manera, Shinji y yo somos parecidos. En SID, él es el único así también.

Y ahora, esto es cómo nos conocimos como SID. Para cuando invité a Shinji, ya había decidido que trabajaría con Aki. Entonces, me acordé de él. En ese momento, Shinji había roto con su banda y se había distanciado de las actividades relacionadas con la música. Parece que había tenido ofertas de muchas personas porque su actuación en el escenario y su manera de tocar la guitarra eran guays, pero las rechazó todas. Tal vez, él tenía fuertes sentimientos por su banda anterior y tampoco aceptó mi oferta inmediatamente. Con eso, se decidió que él se uniría en principio como miembro de apoyo. Conforme hacíamos más conciertos y ensayos juntos, poco a poco, llegué a conocer sus encantos que no había visto antes. Con cada día que pasaba, se hacía más fuerte la sensación de "Sin duda, quiero que sea parte de la alineación oficial". El empujón final fue el nacimiento de Mousou nikki. Mousou nikki, la canción que siempre tocamos en los conciertos incluso ahora. Shinji, de hecho, compuso esta canción cuando aún era un miembro de apoyo. Y es también una canción que empezamos a tocar en vivo en esos días, sin importarnos que hubiese sido compuesta por un miembro de apoyo. Creo que es una excepción. Cuando la oí por primera vez, no me importaba quién la compuso, honestamente, tenía ganas de cantarla. Una canción que hizo que mi corazón se acelerara frente al talento de Shinji como compositor.

A partir de ahí, el SID de 4 miembros nació oficialmente en un oneman live en Meguro Rokumeikan. Aún lo recuerdo. De camino a casa desde el ensayo, nosotros cuatro nos fuimos a beber a un izakaya en Otsuka. Sólo estando un poco borracho, reuní el valor y pregunté "¿No es hora de que os convirtáis en miembros oficiales?" y como respuesta obtuve un lento y serio "Sí" de Shinji y Yuuya. Estaba tan feliz que no pude dormir esa noche. Ese día, estaba convencido de que, después de venir a Tokyo con la intención de convertirme en un profesional y casi perder ante la brecha entre mis sueños y la realidad, vencería en mi segunda y última oportunidad.

Se dice que las relaciones entre los miembros de una banda tienden a echarse a perder cuando la banda dura mucho tiempo. Creo que SID no es inmune tampoco. Ahora somos cercanos. Nadie puede ver cómo serán las cosas dentro de unos años. Es algo en lo que no quiero ni pensar. Algo que me aterra. En realidad, también hay bandas a mi alrededor que rompieron por eso. Suponiendo que alguno de nosotros sugiera eso en un futuro, probablemente, intentaré impedirlo sin importar los métodos que tenga que usar. Porque sin SID, no habría Mao, Shinji, Aki, Yuuya. Y también, porque SID, el que nosotros cuatro empezamos juntos, antes de que me diese cuenta, se ha convertido en algo que ya no nos pertenece solamente a nosotros.

Algún día, seré tan viejo que ya no podré cantar. Cuando ese momento llegue, quiero que la gente se ría y beba en ese izakaya para ser nosotros cuatro.