Os pido que si publicáis las traducciones de este blog en algún otro sitio, por favor, al menos poned los créditos correspondientes, basta con la dirección del blog. No es necesario que aviséis ni nada, sólo con los créditos me conformo. Gracias.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Hitofudegaki no bigaku #51 -- Compras

PATiPATi 07.2011 – Hitofudegaki no bigaku #51
El tema de este mes ------ "Compras"


Sin darme cuenta, ya estamos en la época en la que puedo llevar mangas cortas por la mañana. Hay más oportunidades de interactuar con la naturaleza y salir durante el día. Me gusta de verdad salir a conducir en las noches de invierno, pero es lo mejor cuando sales a dar una vuelta en verano, el sol brilla sobre ti mientras te acompaña esa ligera brisa. Siempre siento que es una bendición haber nacido en un país con cuatro estaciones.

Esta es la situación actual. Es mi presentación personal para este número de PATi♥PATi. Nos dirigimos a Kamakura. Normalmente, las sesiones de fotos tienen lugar en interiores. Esta vez, aceptaron mi petición de un cambio de aires.

La casa estudio donde sacamos las fotos tiene un bonito paisaje. Era un lugar lleno de risas y alegría. Tuvimos algunas dificultades por el fuerte viento de ese día y nos preguntábamos si podríamos capturar el sentimiento refrescante del verano con el mar de fondo. Cuando el producto final estaba terminado, la gente preguntaba "¿Fue añadido?" o algo por el estilo (risas). ¡De verdad que usamos un mar real de fondo en las fotos! Aunque tengo que admitir que el mar parece demasiado bonito. Aun así, por favor, mirad las fotos con una expresión que diga "Oh, es el mar~".

Tengo ganas de visitar Kamakura por mi cuenta la próxima vez.

Entonces, el tema de esta vez es "Compras". ¿Eh? ¿Aún no he escrito una columna de Hitofudegaki sobre las compras? Me gusta muchísimo ir de compras.

Empezando por las últimas noches, hubo veces en las que decía entusiasmadamente "¡Voy a salir a comprar esto y aquello!". También hay veces en las que simplemente salgo a la calle a relajarme y despejar la mente. Últimamente, he estado saliendo a menudo por esta última razón. Además, no es igual que en el pasado porque el número de amigos con los que puedo reunirme ahora se ha incrementado, así que, normalmente, sólo visito las tiendas mientras paseo por allí. Ir de compras es algo que haces por casualidad.

Mi salida más reciente fue a un bazar. El objetivo de esa salida era comprar un regalo para la esposa de mi hermano. Elegí una cartera para ella. He oído que es mejor usar carteras que otros te han regalado. También le regalé un brazalete muy lindo. Definitivamente, le quedará bien. Ufufu. Normalmente, soy más prudente cuando compro cosas para mí mismo, pero cuando compro regalos, muchas veces pienso cosas como "¡Este es muy bueno!" o "¡Este también es muy bonito!". Después de escoger tanto, olvido comprar mis propias cosas. Pasan a menudo los momentos en los que tengo las manos llenas. En cuanto a los regalos, implican tener que comprobar discretamente qué le gusta al otro y verse recompensado con esa sonrisa cuando el otro recibe algo a lo que no puede resistirse. Es esa sonrisa lo que te dará esa sensación de logro.

Además, un regalo puede ser también algo que te das a ti mismo como recompensa. Por ejemplo, en momentos como el aniversario de la banda o cuando alcanzas una meta. De vez en cuando, habrá ocasiones en las que piense "No tengo el valor de comprarlo…" pero aun así intentaré fortalecer mi determinación para comprar ese tipo de regalos. Hasta ahora, lo que más valentía requirió por mi parte para comprarlo fue un reloj. Durante mucho tiempo, siempre quise comprar un reloj. Sin embargo, seguía vacilando en mi decisión de comprarlo debido a factores como el tamaño y el precio. Sin embargo, después de comprarlo con la actitud de "¡Es una recompensa para mí mismo! ¡Trabajaré aún más duro de ahora en adelante!". También, ahora que ya lo he comprado, de verdad, siento que estoy trabajando más comparado con la última vez porque soy un chico que se esfuerza al recibir elogios, además, el efecto en mí es tremendo.

No estoy acostumbrado a ir de compras con otros. La principal razón es que no quiero hacer infeliz a la persona cuando me espera mientras compro. Sin embargo, últimamente, he superado esto. El motivo por el que pude superarlo fue debido al estilista Wataru-san. Él tiene un carácter muy espontáneo. Por ejemplo, yo digo algo como "¡Quiero buscar una bonita camisa deportiva!" en una sesión de fotos y él dirá "Tendremos unas dos horas de descanso mañana, ¡hagamos uso de esas dos horas para ir de compras!". A partir de ahí, me llevará a unas cuantas tiendas en las que nunca he estado. También, es capaz de estimar mi talla con confianza, lo que me permite ahorrar mucho tiempo probándome ropa. Cuando estoy pensando en si un color en particular es bonito o no, él me dará pistas diciendo cosas como "Ese no está mal tampoco, ¿verdad?". Inesperadamente, me gusta ese tipo de sentimiento. Definitivamente, creo que debería escuchar más las opiniones de otros. Por cierto, también compré la camiseta y los pantalones que llevé en la sesión de fotos de este número ♪.

Para el verano de este año, me gustaría llevar pantalones de pitillo. También, me gustaría conjuntar mis pantalones cortos con una camiseta grande y un sombrero de paja. Ese tipo de look que da la sensación de "¡EL CHICO DEL VERANO!". Quiero salir de compras llevando ese conjunto. ¡Sí! ¡Parece divertido!

Nos vemos en el próximo número.