Os pido que si publicáis las traducciones de este blog en algún otro sitio, por favor, al menos poned los créditos correspondientes, basta con la dirección del blog. No es necesario que aviséis ni nada, sólo con los créditos me conformo. Gracias.

viernes, 1 de marzo de 2013

Hitofudegaki no bigaku #23 -- El día de San Valentín

PATiPATi 03.2009 – Hitofudegaki no bigaku #23
El tema de este mes ------ "El día de San Valentín"


Gracias a vosotros, parece que mucha gente está escuchando nuestro nuevo single "2ºCme no kanojo". Sólo puedo estar feliz por ello. Gracias.

Actualmente, estamos en la etapa de crear nuestro concepto para la gira que empieza en marzo. Discutimos cosas como el aspecto del escenario y nuestra actuación, como no se hará esto ni eso. En esta temporada de encuentros y fiestas, nos gusta tener conciertos que perduren, aunque sea un poco, en la memoria de todos los que participen.

Cuando volváis la vista hacia la primavera de 2009, que ese escenario esté teñido del color de los cerezos por los conciertos de SID. Me gustaría tener conciertos que permanezcan en el corazón.

Bien, nuestro tema esta vez parece uno sobre el que he escrito, pero inesperadamente, no lo he hecho aún – "El día de San Valentín"

En cuanto se oyen estas palabras, hay chicas cuyo corazón late y chicos cuyas mentes se preocupan (risas), creo que las reacciones son variadas. Como está cerca de la fecha de salida de esta revista, iré con este tema así no se desperdicia.

Supongo que echaré la vista atrás. De hecho, cuanto más rememoro, más parece que no tengo buenos recuerdos del día de San Valentín (risas). Especialmente, durante la escuela elemental y la escuela media, podrías decir que no había mujeres a mi alrededor en absoluto. Si tuviese que elegir...... probablemente, diría que no me gustaban.

Esto era así sobre todo en mi ciudad natal, teníamos algo como una costumbre que decía que los chicos que se llevaban bien con las chicas no eran guays. Ya fuese en el colegio o en vacaciones, con los que jugaba eran definitivamente otros chicos.

Además, incluso en casos extremadamente, extremadamente, extremadamente raros en los que una chica decía que yo le gustaba, la rechazaba sin rodeos. Ahora que lo pienso, era un desperdicio hacer eso (risas). Por el contrario, aunque hubiese una chica que me acabase gustando, era demasiado embarazoso así que nunca dejaría que ese sentimiento se mostrase.

Hay una de ellas en cada clase, ¿verdad? El tipo de chica amable que daba giri choco a todo el mundo de manera justa. Además de ese, recibí uno de mi madre y eso da ¡¡un total de 2!! Así que era un chico decepcionante.

Y luego, empezando mi tercer año en la escuela media, todo el mundo empezó a decir "Los chicos que reciben muchos chocolates son guays". Me entró el pánico. Cuando se presentaba el 14 de febrero, los chicos que decían que no era guay ser amigos de las chicas hasta entonces, rápidamente, te traicionaban de golpe y experimentaban un repentino cambio.

Supongo que estaba desconcertado por ese repentino cambio a mi alrededor. Entre ellos, había incluso un chico que, de hecho, era feliz en su interior, pero quería esconderlo sin importar qué y complicaba las cosas diciendo expresamente que la entrega de chocolate debía ser hecha fuera del colegio. Bueno, ese sería yo (risas). Ese sentimiento embarazoso pero emocionante. Estoy seguro de que no lo olvidaré en toda mi vida.

Entonces, por la época en la que me convertí en un estudiante de instituto, fue como si todo lo anterior fuese una mentira. Me convertí en un chico que quería recibir chocolates tan, tan desesperadamente que no había nada que hacer.

Mi plan de batalla empezaba casi un mes antes de San Valentín. En primer lugar, comenzaba por mi apariencia. Usaba regularmente el tipo de cera para el pelo que rara vez usaba para fijar mi peinado perfectamente. Quería curar mi cara llena de granos el día antes, aunque sólo fuese un poco, continuaba emplastándome con Clearasil, y recortaba mis cejas poco a poco hasta una forma agradable. Aunque lo hicieses rápidamente en el mismo día, simplemente continuarías emitiendo el aura de querer ser popular con las chicas, ¿verdad? Es por eso que lo hacía poco a poco empezando un mes antes.

Y luego estaban las tácticas psicológicas. Ocasionalmente, era amable con las chicas que parecían que podían darme giri choco, a veces mientras dejaba caer que me gustaban las cosas dulces. En cualquier caso, solía complicar las cosas. En cuanto a si daba resultados apropiados o no...... Lo dejaré a tu imaginación (risas).

Mi estímulo para empezar una banda fue el mismo. Por supuesto, el inicio de mi admiración por los artistas que me gustaban fue un factor importante. El sentimiento de querer ser popular era fuerte después de todo.

Incluso el que empezase a llevar maquillaje fue un resultado al que fui guiado por los sentimientos de "¡Quiero ser guay!" y "¡Quiero ser atractivo!".

En este mundo, hay hombres y mujeres. Querer que el sexo opuesto piense en positivo de ti y querer que se interesen por ti, creo que el poder con el que ese sentimiento se transmite es algo enorme.

Aparte de todo eso, el día de San Valentín es especial. Las calles están coloreadas con corazones. En su camino hacia esta única oportunidad del año, la gente del mundo brilla, ríe, cae en depresión o llora.

Empujadas hacia el día de San Valentín, las chicas se vuelven sólo un poco más fuertes de lo normal y enfrentan el romance. Creo que es maravilloso. Es por eso que el 14/2 es un día muy querido incluso por alguien como yo, que realmente no tiene buenos recuerdos de ello (risas).

Siendo sólo un pequeño  arrogante  aunque no sea una buena oportunidad  echaré a volar
Sólo una vez al año  no hay escapatoria
Con automejoras  hechas rápidamente  una y otra vez  hasta que lo enfrente
Amor amargo  máscalo  estos sentimientos, acéptalos [Orion]

Rezo para que tu día de San Valentín no deje arrepentimientos.



=====
Nota: las columnas de enero y febrero de 2009 no las he encontrado en inglés, así que no puedo traducirlas.